Transición sostenible hacia refrigerantes A2L

Hubert du Boullay. Market Manager de Tecumseh

10/06/2019

La transición sostenible hacia los nuevos refrigerantes tipo A2L permite a las empresas de refrigeración comercial revisar la oferta de productos mejorando el impacto ambiental de sus soluciones.

Durante muchos años, nuestra industria ha apoyado la transformación, el almacenamiento y la distribución de los alimentos, la comodidad y la seguridad de las personas, la reducción de las pérdidas de alimentos, la mejora de la salud, gracias a los componentes y productos de refrigeración, esenciales en la cadena de frío.

Sin embargo, parte de esta actividad, cuando se implementa de manera no profesional, contribuye parcialmente al cambio climático. El conocimiento del agujero en la capa de ozono ha llevado la desaparición de los CFC; hoy, el calentamiento global requiere que el legislador revise las regulaciones vigentes y la industria su oferta.

El sector del frío representa el 7,8% de las emisiones de gases de efecto invernadero (según IIF en 2014). De estas, el 37% son emisiones directas de CFC, HCFC y HFC y el 63% son emisiones indirectas de la producción y transporte de energía utilizada por los sistemas de frío (principalmente emisiones de CO2). El objetivo de Tecumseh es contribuir activamente a la reducción de estas emisiones.

Se proponen alternativas a los refrigerantes utilizados hasta ahora, de conformidad con la regulación F-Gas 517/2014 y en línea con la reducción necesaria del uso de fluidos con alto potencial de calentamiento global.

Clasificación de refrigerantes

Los refrigerantes se califican de diferentes maneras.

1- El potencial de calentamiento global de GWP, para calificar su impacto en el calentamiento global (o potencial de calentamiento global de GWP). Los refrigerantes actuales tienen un GWP que ya no cumple con los requisitos legislativos (R404A: 3943)

2- La clase de inflamabilidad: A1 cuando no son inflamables, A2L (medio inflamable), A2 (inflamable) y finalmente A3 (altamente inflamable).

3- El deslizamiento (ver recomendaciones de la guía de deslizamiento – Asercom)

4- La velocidad de propagación de la llama medida en cm / s (Ashrae 34 – ISO 5149 / EN378).

5- El calor de combustión medido en MJ / Kg.

foto
foto

El reglamento 517/2014 sobre gases fluorados establece como medida principal una reducción gradual en la comercialización de refrigerantes fluorados. Además, algunas prohibiciones del sector impedirán el uso de refrigerantes con un GWP> 2500 en algunas aplicaciones de refrigeración comercial “herméticamente selladas” o con aire acondicionado portátil.

Las mediciones de esta regulación en última instancia imponen una reducción de GWP y solo los refrigerantes inflamables alcanzarán estos umbrales. Los refrigerantes A2L, que son moderadamente inflamables, permiten responder positivamente al marco normativo impuesto en Europa.

Una actitud responsable de los operadores impondrá una capacitación adecuada para el uso de estos nuevos refrigerantes, las evoluciones tecnológicas deberán incluir todos los aspectos de seguridad, y las normas y regulaciones deberán estar disponibles para responder a este nuevo entorno europeo.

Características de los A2L

Por lo tanto, los A2L son refrigerantes sintéticos cuyas características principales son las siguientes:

  • Inflamabilidad media. Sus características de inflamabilidad hacen que esta clase sea menos exigente en términos de uso.
  • La velocidad de propagación de la llama es inferior a 10 cm / s.
  • La llama potencialmente creada es difícil de mantener sola en el aire.
  • El calor liberado por la combustión es relativamente bajo, el calor de combustión generado es inferior a 19Mj / kg.
foto

Su uso no es muy diferente al de los fluidos HFC clase A1. Sin embargo, Tecumseh recomienda algunas precauciones de uso, como su manipulación por parte de un técnico calificado en refrigeración o la ventilación del recinto en el que se encuentra el compresor, evitando así la acumulación de gas procedente de posibles fugas. Además, no se recomienda la actualización de instalación existente.

Durante algunos años, Tecumseh se ha preparado para esta transición probando diferentes aplicaciones y la validación de soluciones que funcionan con estos nuevos refrigerantes de bajo PCA. Por lo tanto, la seguridad, el rendimiento, el cumplimiento de las regulaciones y el coste son los criterios de elección aplicados.

Ya están disponibles las alternativas con gases A2L a los refrigerantes más utilizados: los refrigerantes R454C y R455A son una respuesta al uso de R404A, el R134a será reemplazado por el R1234yf. Estas propuestas permiten adaptar las instalaciones a las nuevas regulaciones optando por la solución más conveniente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.