Reciclaje de refrigerantes Reciclaje de refrigerantes by Revista Cero Grados , 1 diciembre, 2016 Los gases HCFC y HFC son los principales causantes del potencial calentamiento global, situación que afecta al planeta, así como al futuro cercano de nuestras vidas y de la sociedad en general; además, los HCFC también dañan la capa de ozono. Por sus características, se emplean en sistemas de aire acondicionado, refrigeración, limpieza de sistemas espumantes y aerosoles Antony Lozano Los principales refrigerantes utilizados por la industria son HCFC 22, HFC 134, HCFC 141 y refrigerantes serie 400. En fechas recientes, cerca de 200 países firmaron un acuerdo en Uganda, que establece la reducción progresiva del uso de gases HFC; ésta comenzará con un recorte de 10 % en 2019 y llegará a 85 % para 2036. Además de los convenios anteriores para el retiro de los HCFC, es de suma importancia, por cuestiones normativas y, principalmente, por cuestiones ecológicas, evitar la liberación de estos gases. Reciclado para utilización en el mismo sistema o sistemas similares Es importante reciclar los refrigerantes existentes en los sistemas; la primera razón por la cual se debe hacer esto y la más relevate para los usuarios es el ahorro económico. Con el paso del tiempo, los refrigerantes en los sistemas van adquiriendo miscibilidad por causa de los aceites, así como humedad y posibles impurezas, lo cual se refleja en incrementos del consumo eléctrico y en la vida útil de los equipos. Al reciclar el gas, el equipo cumple una función parecida a la de una diálisis y, de esta manera, se logra mejorar el funcionamiento actual del equipo. En equipos de más de 200 TR, es rentable efectuarlo en sitio; en otros sistemas se puede pedir a una empresa de reciclado de gases refrigerantes que envíe gas reciclado bajo el estándar de ARI-Standard 700, así como tanques para que se haga el retiro o, en caso de que no cuente con ellos, solicitarlos al proveedor. Simplemente se debe retirar el refrigerante usado; después, se recomienda realizar un cambio de filtros, y por último, insertar el refrigerante reciclado, con lo cual se obtendrá una mayor eficiencia y ahorro eléctrico. Generalmente, si el gas tiene una pureza superior a 99 %, éste puede llegar a ser recibido en las instalaciones de los centros de reciclaje, para lo cual se efectuará un pequeño cargo; si éste no cuenta con la pureza requerida, la opción es enviarlo a destrucción térmica, que tiene un costo superior a los 13 USD en el mercado. Para el reconocimiento de la pureza o el tipo de refrigerante por utilizar, existen en el mercado diferentes identificadores, desde equipos para verificar exclusivamente el HCFC 22, hasta equipos para reconocer casi el total de las series. Es muy importante que, cuando se retiren refrigerantes que son mezclas, se efectúe la recuperación, en su mayor porcentaje, en líquido, principalmente cuando se trata de las series 400, puesto que, de no hacerse, la mayoría de las veces el reciclado tiene pérdidas de proporciones grandes de gas y éste deberá enviarse a destrucción térmica. En el país existen diversos centros de reciclado y de manejo responsable de gases refrigerantes que están registrados y avalados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT); éstos proporcionan apoyo a quienes lo requieren con renta de equipos o realizan los trabajos que se soliciten. Dichos centros poseen las herramientas y los equipos necesarios para efectuar recuperaciones de gases en equipos de más de 200 TR, con altos porcentajes de efectividad en la restauración para su reinserción o envío. Es de suma importancia que las empresas y las personas que trabajen con gas refrigerante hagan un esfuerzo para tener el equipo requerido y la capacitación necesaria para realizar cualquier labor de mantenimiento, ya que se tocan distintas partes del sistema. Una preparación adecuada ayuda a prevenir fugas de gas refrigerante; si, por el contrario, se prescinde de ella, se puede provocar un daño ambiental que es irreversible. Recordemos que liberar HCFC deliberadamente es un delito de orden federal y que próximamente esta disposición legal aplicará también para la liberación de los HFC al entrar el Protocolo de Montreal, con el cual hay menor daño a la capa de ozono. En México, la Unidad de Protección a la Capa de Ozono de la SEMARNAT ha impulsado el uso y la aplicación del Protocolo de Montreal en beneficio de todos, pero, principalmente, en favor de la capa de ozono y de la disminución del calentamiento global. eco-verdeEnvío a disposición de gases por sustitución de tipo de refrigerante Existen dos opciones para la realización de este procedimiento: Enviar a centros de reciclado para que, después de su devolución y una vez que haya sido procesado, se use en los mismos equipos. Con esta alternativa no se requiere la emisión de manifiestos por las autoridades correspondientes, ya que se efectúa un proceso de limpieza Enviar a centro de reciclado para su destrucción. Para ello, es necesario extender manifiesto avalado por la SEMARNAT equipos-disponiblesEquipos disponibles en el mercado En los centros de servicio de sistemas de aire acondicionado existen equipos para limpieza de gases en menores y mayores volúmenes; de la misma manera, los centros de reciclado cuentan con equipos especializados que se encuentran certificados por ARI para el nivel de limpieza requerido, mismo que se entrega libre de humedad, acidez, aceite e impurezas ——————————————————————————————————— Antony Lozano de Icaza es empresario mexicano que busca reducir el impacto ambiental causado por los gases refrigerantes, con más de 10 años enfocado en el rubro, y con la visión de reducir las emisiones de CO2.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.