Los fabricantes de electrodomésticos, listos para cambiar de refrigerantes

El acuerdo global para cesar en el uso de los HFC abre interrogantes sobre el impacto que tendrá en los consumidores

En el mercado ya existen refrigerantes alternativos a los HFC en unidades de aire acondicionado, frigoríficos comerciales y refrigeradores hogareños.ENLARGE
En el mercado ya existen refrigerantes alternativos a los HFC en unidades de aire acondicionado, frigoríficos comerciales y refrigeradores hogareños. PHOTO: EUROPEAN PRESSPHOTO AGENCY

Un pacto global para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero probablemente forzará a los fabricantes de aires acondicionados y refrigeradores o neveras a considerar trasladar el costo adicional de los enfriadores alternativos a los consumidores.

Representantes globales acordaron el sábado el desmantelar paulatinamente el uso de hidroflurocarbonos (HFC) en los electrodomésticos de refrigeración a partir de 2019. En una reunión en Ruanda, los principales emisores de estos gases, incluyendo EE.UU., China e India, acordaron apuntar a una reducción de 80% en su uso para 2045.

Existen refrigerantes alternativos para unidades de aire acondicionado, frigoríficos comerciales y refrigeradores hogareños, pero muchos de ellos no han sido aprobados por los reguladores de EE.UU. para su uso en ese país. Algunos son inflamables. Los fabricantes tendrán que convencer a los reguladores que los nuevos compuestos son seguros antes de cambiar su cadena de producción.

“No será algo sencillo, pero estamos comprometidos a hacerlo”, dijo Stephen Yurek, presidente ejecutivo del Air-Conditioning, Heating, and Refrigeration Institute, un grupo de la industria.

Muchas compañías anticiparon que tarde o temprano los llamados HFC serían prohibidos. En conjunto, han gastado miles de millones en la investigación de alternativas, dijo Yurek, agregando que su grupo apoya un marco global para la regulación de refrigerantes.

Recientemente, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. fijó fechas límite para desmontar el uso de HFC en electrodomésticos como los refrigeradores para 2021 y los frigoríficos para 2024. Grupos de la industria dicen que esas metas golpearán sus negocios

“Nuestros miembros están apurándose en estos momentos para asegurarse que los refrigerantes alternativos funcionen y sean seguros”, dijo Joe McGuire, presidente ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Electrodomésticos.

Él dijo que los fabricantes quieren tener más tiempo para armonizar las directrices relacionadas con los refrigerantes, así como las nuevas reglas que esperan que exijan una mayor eficiencia energética. Cumplir con el plazo límite de 2021 para refrigeradores en vez de la fecha de 2024 que propuso la industria, podría costarle a los fabricantes otros US$230 millones.

“No queremos tener que hacer grandes rediseños dos veces en un período de un par de años”, dijo McGuire.

Un portavoz de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) dijo “aunque habrá algunos costos asociados con la transición a las alternativas, no anticipamos que esto represente una carga significativa para la industria, particularmente dado los muchos compromisos que han adquirido para pasar a alternativas más conscientes con el ambiente”.

Kevin Fay, director ejecutivo de la Alianza para la Política Atmosférica Responsable, un grupo de la industria que representa a empresas químicas y fabricantes de electrodomésticos, dijo que transformar a una planta química para producir un nuevo refrigerante costaría más de US$200 millones. Pero los precios de los electrodomésticos sólo subirían hasta un 2%, como ha sucedido durante el desmonte de otros refrigerantes, dijo.

El desmantelamiento podría significar una bonanza para los fabricantes de alternativas a los HFC menos contaminantes que ya se encuentran en el mercado.

A lo largo de los últimos años, Honeywell International Inc. ha elevado la producción de refrigerantes que emiten menos gases de efecto invernadero que los HFC.

Patrick Hogan, un vicepresidente de la unidad de materiales y tecnologías de desempeño de la compañía le dijo a los inversionistas en una conferencia en junio que su línea de refrigerantes, aerosoles y solventes “Solstice” será “un negocio de US$1.000 millones en el próximo año”.

Honeywell dijo que está diseñando tantos productos de la línea Solstice como sea posible con el formato de “drop-in”, lo que significa que pueden ser usados por los fabricantes de electrodomésticos y vehículos con cambios mínimos de diseño, lo cual podría ayudar a compensar el costo de los nuevos refrigerantes. Cerca de nueve millones de vehículos están equipados con aires acondicionados que usan el refrigerante alternativo al HFC de Honeywell, dijo la empresa en junio. Esa cifra debería doblarse para finales de este año.

Ingersoll-Rand PLC, el fabricante de los equipos de aire acondicionado Trane dijo que está probando un refrigerante alternativo que no daña el ambiente para sistemas de aire acondicionado pequeños que no requeriría trabajo de ingeniería adicional para su uso en los sistemas existentes.

Johnson Controls International PLC, la firma estadounidense de manufactura recientemente lanzó dos sistemas refrigerantes para edificios que usan un componente alternativo fabricado por Chemours Co., una empresa de Delaware que fue escindida deDuPont Co. el año pasado. Laura Wand, vicepresidenta global de enfriantes de Johnson Controls, dijo que el refrigerante fue elegido debido a que no es inflamable y es significativamente menos dañino al ambiente que otros refrigerantes.

Carrier Corp., un fabricante de aires acondicionados y aparatos de refrigeración, dijo que anticipó un acuerdo así por casi una década. “Continuaremos inventando y entregando soluciones sostenibles que cumplan o excedan este acuerdo”, dijo una portavoz de la casa matriz de la empresa, United Technologies Corp.

—Russell Gold y Bob Tita contribuyeron a este artículo.

Deja un comentario