ABC.es Ozono: esa capa de gas frágil que hay entre tú y los rayos ultravioleta

El Protocolo de Montreal, que recoge el compromiso de recortar la producción y el consumo de CFC, está previniendo el diagnóstico de dos millones de casos de cáncer de piel cada año

Día 16/09/2015 – 12.33h

«No hace mucho tiempo la humanidad estuvo al borde de una catástrofe autoinfligida». Así comienza su mensaje Ban Ki-Moon, secretario general de las Naciones Unidas. Hoy se conmemora el treinta aniversario del Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono. «El uso de sustancias que agotan la capa de ozono, como los clorofluorocarbonos (CFC), había creado un agujero en esta capa frágil de gas que nos protege de lasradiaciones ultravioleta perjudiciales del sol, pero hicimos frente a ese desafío».

«Juntos hemos logrado que la capa de ozono de la estratosfera emprenda el camino hacia la recuperación para mediados de este siglo. Como resultado de ello se podrán prevenir hasta 2 millones de casos de cáncer de piel cada año y evitar aún más casos de cataratas», subraya Ban Ki-Moon.

El secretario general de las Naciones Unidas confía en que el éxito logrado por el Protocolo de Montreal (pdf), «cuando el mundo se constituyó en un frente unido para recortar drásticamente la producción y el consumo de CFC y otras sustancias que agotan la capa de ozono, sirva de ejemplo a los gobiernos que se reunirán a finales de año en París para trazar un nuevo camino a seguir en lo que respecta al cambio climático.

«La labor del Protocolo de Montreal no ha concluido todavía», manifiesta con contundencia Ban Ki-Moon. Los hidrofluorocarbonos (HFC), que se han utilizado como sustitutos de muchas de las sustancias que agotan la capa de ozono, son gases de efecto invernadero sumamente potentes. «Si no actuamos ahora, en los próximos decenios los HFC contribuirán en gran medida al calentamiento de nuestro planeta, ya de por si recalentado», advierte.

Muchos países están considerando la posibilidad de utilizar el régimen del Protocolo de Montreal para reducir de forma gradual el uso de los HFC. «Uncompromiso político respecto de la gestión de los HFC en el marco del Protocolo de Montreal supondría uno de los mayores triunfos de la lucha contra el cambio climático en el período de preparación de la conferencia de París sobre el clima», considera el secretario general de las Naciones Unidas.

Ozono «bueno» y «malo»

Deja un comentario